R.I.P.

domingo, enero 11, 2009 by Leonor Maxete

Esta mariguanada la escribí hace mucho tiempo, sin embargo, no ha dejado de gustarme y eso es algo que difícilmente me pasa. Ahí lo dejo a ver que....

Y mientras iba caminando, sentí que la Muerte me jadeaba en el cuello, me susurró que siempre he sido suya, que no la olvide.

Sentí como me acarició el cabello, como la primera vez, como si supiera que es lo que me hace sentir en paz... me conquistó.

Me enamoré de ella, como se enamora uno de los imposibles, de los sueños. Le dedique un par de lagrimas por que supe que no era por mi por quien estaba ahí, sin embargo no se tentó el corazón para envolmerme con su dulce silencio.

Podía adivinar que parte de mi cuerpo continuaría seduciendo, como haría que no pensará en nadie más que en ella, y de las mil y un formas en las que deseaba que me le entregara por completo.

Pero como los buenos amores, se acabó pronto. Se llevó con ella lo mejor de mí.

Si tan solo pudiera escucharme, le diría que eso que me pertenece, pero que ahora es suyo, lo cuide, por que el día que volvamos a estar cerca, solo me rendiré a sus encantos cuando me muestre la mitad de corazón que me ha robado.

Posted in , | 1 Comments

1 comentarios:

The Virus Evad dijo... @ 13 de enero de 2009, 17:20

es bueno, alucinante, psicodelico, ojala y hubiera mas gente creativa, trasladando sus vivencias reales a la fantasia, ponerle otros nombres y formas a quienes nos rodean nos hace escribir cosas alucinantes como esta.

Salute!!!

muchos mas asi no??

Publicar un comentario